Buenos días Señor

Buenos días, Señor. Te doy gracias porque de nuevo amaneció en mí la vida joven de todos los días, te la ofrezca toda entera, desde esta mañana que ahora comienza. No permitas que la gaste en ofensas contra ti. Concédeme, Señor, ser fuerte para vencer el mal y seguir siendo amigo tuyo durante este nuevo día. Así sea. Amén.

Oración a la Santísima Virgen

María Madre Mía, trono de la Sabiduría Eterna, alcánzame la gracia de estudiar con aplicación, aprender con facilidad, retener con firmeza y seguridad, observar una conducta agradable a Ti, para mayor gloria de Dios y bien de mi alma. Amén.

Invocación al Espíritu Santo

V. Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles.

R. Y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V. Envía Señor, tu Espíritu, y todo será creado.

R. Y se renovará la faz de la tierra.

Oremos:

Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo; haznos dóciles a tu Espíritu para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo.

Por Cristo Nuestro Señor.

Amén.

Oración por las vocaciones

Oh, Jesús, Pastor eterno de las almas,

dignate mirar con ojos de misericordia

a esta porción de tu grey amada.

Señor, gemimos en la orfandad,

dános vocaciones, danos sacerdotes y religiosos santos.

Te lo pedimos por la Inmaculada Virgen María de Guadalupe,

tu dulce y Santa Madre.

Oh Jesús danos sacerdotes y religiosos según tu corazón.

Amén.

Novena por intercesión del Siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida

¡Oh Eterno Verbo! Unigénito Hijo del Padre,

de cuyo amor recíproco procede el Espíritu Santo,

que según las necesidades de tu Iglesi

suscitas varones apostólicos

para remediar los males que la afligen,

concédenos  por tu Sacratísima Pasión

y por intercesión de tu Siervo Antonio Plancarte,

el remedio de la necesidad que nos aflige,

(Se hace la petición)

Padre Nuestro...Ave María...Gloria...

¡Oh Santísima Virgen María de Guadalupe!